viernes, 5 de diciembre de 2008

En ocasiones pienso por qué el destino nos ha situado tan lejos...

3 comentarios:

odraz dijo...

Hay muchas formas de denominarlo: destino, azar, suerte, casualidad. En ocasiones nos favorece y en otras nos maltrata. Aunque últimamente estoy bastante enfadada por su causa...

En estos días alguien anda muy atareado en hacerme creer que lo que en un primer momento nos puede parecer desfavorable, es sólo un paso más para alcanzar aquello que vamos a obtener más tarde y que sin duda va a ser positivo. Quisiera creerlo, pero a veces...

Y todo esto hace que me venga a la mente este fragmento:

¿Dónde están los días y ese azul?
Di un lugar donde estés tú,
que si el azar nos va empujando hasta el final
sólo habrá casualidad.

La casualidad
nos va a alcanzar,
nos va a salvar
y a matar.

Besos, Itsas.

itsasbeltza dijo...

Enfadada tú...??

Gracias, ya he rescatado del baul la sugerencia (musical)...

Te los devuelvo (ampliados). En tiempos de crisis es una buena inversión...

odraz dijo...

¿Por qué nadie se cree que pueda llegar a enfadarme?
Un día de estos, más de uno se llevará una sorpresa, ya verás...