sábado, 6 de diciembre de 2008

No entiendo el porqué de que cada vez que ETA decide que alguien no es digno de vivir, muchas miradas (o interrogantes) de habitantes de la Villa y Corte se dirigen hacia Itsas.

Y no lo entiendo, porque yo no voy pidiendo cuentas, cada vez que una bala financiada por todos nosotros (incluyendo a quién aquí escribe), pone fin a una vida iraquí (en el pasado), o afgana, o libanesa, o...

3 comentarios:

Panpoxi dijo...

Ahhhm, así que los asesinatos de ETA son culpa tuya? Vaya... cuánta responsabilidad, Itsas.

Cuál es la razón que argumentan exáctamente para mirarte cuando eso pasa?

En fin... estamos rodeados de... de... iba a decir ignorantes, pero no sé si es la palabra, así que, simplemente: estamos rodeados.


muxu*

itsasbeltza dijo...

No, Panpoxi!, nadie se atreve a hacerme cargar con tanta responsabilidad. En todo caso, complicidad (¿?) o connivencia (¿?).

El problema es que todos nosotros acabamos por ver únicamente a "nuestros" muertos, no los de los demás... y lo que me parece aún peor... sólo son "nuestros" asesinatos los que tienen justificación...

Txabi dijo...

No sabes lo bien que te entiendo. Hubo un día en que respondía, intentando mantener la calma, recitando mi nombre completo y un número de ocho cifras seguido de una letra. Más tarde argumentaba que, si sus acusaciones estaban basadas en pruebas, hicieran el favor de acercarse a la comisaría más próxima y formalizaran denuncia, porque de no hacerlo entendería que estaban cometiendo varios delitos como el de ocultación, colaboración, entorpecimiento a la labor de las FOPs y, en última instancia, el de calumnia y faltas al honor... A día de hoy sigo esperando que llegue la citación.

Itsas, ¿no te das cuenta que si hay muertos "de los otros" es porque algo habrán hecho? (sic).

La violencia del estado siempre está justificada.

Me voy a permitir una recomendación de lectura/regalo para las fechas que se acercan:

"Entre ceja y ceja", Ed. Txalaparta, autor: Luis Beroiz Beroiz.