viernes, 6 de octubre de 2006

Es normal que a los que somos guapos las chicas nos aborden por la calle (si bien no deja de ser un desagradable "efecto colateral" de nuestra pequeña tara, pues en el fondo nos gusta que nos deseen por nuestro interior...), y vale que sea moreno, y no sólo de pelo sino también de tez, y entiendo que en una ciudad tan clásica como Madrid quienes odiamos las chaquetas y corbatas y lo más elegante que vestimos sean nuestros pantalones vaqueros estemos mal vistos, y asumo que tal vez debería ir afeitado algo más a menudo de lo que suelo hacer; pero lo que sigue chocándome es por qué la mujer que me paró ayer en la calle, me preguntó en perfecto castellano y sin ningún acento a ver si yo hablaba árabe...

5 comentarios:

Ishtar dijo...

POz zi. A mi una vez no me querían dejar pasar de visita al Palacio Real por la cola de los españoles que entraban gratis porque me creyeron guiri y eso que llevaba mi carnet en la mano. Ahora me pregunto lo siguiente, si a los que somos guapos nos consideran guiris, qué concepción tienen los extranjeros de los españoles? y los españoles de los españoles? Creo que da para un estudio antropológico.

Raddy dijo...

Uhhhhhh!!!! Si es que aun andan buscando a Bin Laden... Ten cuidadito... :-)

Alholva dijo...

¿Eso de que eres guapo te lo ha dicho tu mamá o tu abuelita? Es que si no han sido ellas no me lo explico…

Txabi dijo...

Te entiendo perfectamente, a mí me confunden con guiri norteño. Ya sabes, guapetón, alto, rubio y fornido... Un día en un lugar playero estaba leyendo el listado de platos combinados y un camarero me toca en el hombro y me dice: "Eso, señalando las descripciones, es éso, señalando a las fotos"...

Es una cruz que debemos de asumir...

Musu bat!

Ume dijo...

Mirando el lado bueno, puedes irte de vacaciones a cualquier país árabe y no se abordado como un turista... Besos.