viernes, 11 de noviembre de 2005

Otra puerta se cierra...

Oficialmente nuestro adiós se ha producido hoy. Sin embargo mi olvido comenzará la semana que viene, cuando vuelva a recorrer por última vez esas calles, sin ninguna esperanza (ya) de volver a encontrarte.

Y entonces recordaré todo lo que hemos compartido estos años, todas nuestras disputas y todos nuestros errores. Y sólo así comprobaré si también yo soy capaz de llorar.

Como antaño...

2 comentarios:

Patricia dijo...

A veces lo malo de recordar, es la nostalgia que nos producen los recuerdos.

Un beso, y gracias por tu comentario

lucía, cantando dijo...

Ay, Itsas, ay...
un abrazo y un beso...