viernes, 6 de febrero de 2009

Tengo la sensación de estar viviendo dentro de una gran mentira.

Pero es una mentira tan hermosa...

3 comentarios:

odraz dijo...

Soy de las que opinan que es preferible la verdad, aunque duela. Aunque a veces, es cierto, necesitamos confiarnos en algo que sabemos es mentira, para así sentirnos mejor, aunque sea por un breve espacio de tiempo.

Pero bueno, hablas de sensaciones, así que quizás lo que tú crees que es una gran mentira, después de todo resulte una inesperada verdad.

Panpoxi dijo...

Cuando crees que es mentira, aunque sea bonita, no lo acabas disfrutando del todo, te queda el recelo de saber que no es cierto.

Opino lo mismo: mejor una verdad, aunque duela. Y aunque no apetezca nada.

Sereia dijo...

"Vamos a engañarnos…" A veces está bien quedarse flotando en algo que no sabes muy bien si es real o no, y si además es tan hermoso como dices, seguro que merece la pena sentirlo.