viernes, 4 de julio de 2008

Casualidades

Ayer envié un SMS a una persona a la que quiero un montón por todo lo que me ha enseñado. Curiosamente al mismo tiempo una amiga de esa misma ciudad me estaba enviando una foto a modo de regalo con la misma temática que el mensaje corto. Curiosamente yo tengo preparado desde hace varios días un regalo a modo de fotografía hacia esa misma persona. Curiosamente en una ocasión nos cruzamos una mañana en el aeropuerto de una ciudad que no es la suya ni la mía sin saber ninguno de los dos que íbamos a estar ahí. Curiosamente habíamos hablado en más de una ocasión de las casualidades.

El azar depara sorpresas muy agradables.

4 comentarios:

odraz dijo...

El azar puede ir más allá, ¿imaginas que esas dos personas puedieran conocerse?

itsasbeltza dijo...

Pudiera, pudiera...!!!

Ishtar dijo...

Pues sí, además, mejor pensar en las cosas agradables que en las desagradables consecuencias que "haberlas hailas". También se llama azar entonces?

itsasbeltza dijo...

Pos sí...!! también es azar encontrarte con tu jefe por la calle el día que le has llamado para decirle que no vas a trabajar porque estás en cama con fiebre.