lunes, 3 de septiembre de 2007

En las últimas horas he sentido una de las mayores desazones que un pequeño ser como el que aquí escribe puede "soportar": "He notado bastante distantes a los míos".

Y es que la verdad uno no aprende a dedicar el tiempo suficiente a quien realmente lo merece.

1 comentario:

odraz dijo...

Los que están cerca de ti te conocen y seguro que saben disculparte, además, siempre se está a tiempo para un cambio de actitud.

De todas formas, es una "sensación" bastante frecuente, puedo asegurártelo.

Un beso.