martes, 20 de febrero de 2007

Estación de metro de Plaza de Castilla. 09:00 horas. La chica del asiento de enfrente me mira fijamente. Entonces me he puesto nervioso por tanta responsabilidad ya que sin duda estaba haciendo lo que todos nosotros hacemos en situaciones similares (tú incluido/a aunque nunca te atrevas a confesarlo en tu blog), que es imaginarse cómo sería mi vida. Y me ha visto conduciendo una ambulancia a toda velocidad por las calles de Madrid intentando ganarle un alma a la muerte, y luego llegando a casa derrotado por no haberlo conseguido, y dando un beso a otra alma que comienza a vivir mientras me trago las lágrimas por el revés de la jornada de hoy...

Me han entrado ganas de levantarme para decirle que todo lo que pasa por su mente no es cierto, y que mi vida no es ni la décima parte de interesante de lo que ella supone, pero en ese momento ha esbozado un amago de sonrisa al notarse descubierta y he pensado que tal vez es mejor dejarla soñar, que la realidad no es tan bonita, y que su sonrisa le hace mucho más guapa.

7 comentarios:

Raddy dijo...

Juer macho, tu eres un donjuan, hasta ligas en el metro... a mi me ha tocado el que le cantaba el sobaco por soleares, y si que le he tenido que mirar fijamente...

Ahora fuera de bromas, para evitar lo que tu comentas, yo siempre voy armado de algo con que leer, así no miro a nadie, y nunca se si alguien me mira... Lo mismo tengo que probar tu técnica...

Ishtar dijo...

Jo, cómo mola ligar en el metro, jejejej. Voy a dejar de ir en coche a trabajar!
Y respecto a los sueños una frase que un día me fue descubierta y que desde entonces tengo muy presente: Faites que le rêve dévore votre vie afin que la vie ne dévore pas votre rêve. (Antoine de Saint-Exupéry).
Quizás el seguir soñando es lo que aún nos permita sonreir :).

odraz dijo...

En cierto modo, a mí también me incomoda que alguien me mire fijamente y en silencio, aunque si recuerdas(tal como contaba en algún post) terminé por adoptar una estrategia. Pero lo cierto, es que me rindo ante una bienintencionada sonrisa, es mi debilidad :)

Txabi dijo...

Itsas, se descojonaba porque llevabas la cremallera del pantalón abierta y asobanam los ositos...

¡Y despierta!. Es la hora de ir a currar!.

Sólo TE queda una semanaaaaaaa!

Txabi dijo...

¿"asobanam"?. ¿Quién narices ha escrito eso?

Ume dijo...

Pues si, lo confieso... en el metro imagino la vida de la gente... es bastante divertido... Aunque no la hago tan interesante como han hecho la tuya... Un saludo...

Blackberry dijo...

Aham, así que vas vestido de conductor de ambulancias?
(Lo digo porque la chica puede tener imaginación, pero tú tener telepatía para saber lo que está pensando... pues no sé! así que sería algo facilito :))

Yo también hago eso de imaginarme la vida de otras personas. Sip.