sábado, 18 de noviembre de 2006

Para los tonos de llamada de los móviles soy clásico (demasiado clásico) e intento elegir uno que se parezca lo más posible al "ring ring" de toda la vida. Este fin de semana me han dado en el trabajo un móvil de soporte para estar localizable y he decidido ponerle el tono de llamada más hortera de los que tiene disponible para no confudirlo con el mío.

En el aparcamiento del Ikea (publicidad gratuita) ha sonado el móvil requiriéndome para una urgencia. He tenido que dejar los amigos con los que me encontraba y tomar un autobús de vuelta a Madrid. Durante el trayecto habré mirado unas diez veces el móvil por confundir un tono de llanada ajeno con el mío.

Moraleja: De verdad que sois unos auténticos horteras a la hora de configurar los tonos de llamada de vuestros móviles.

1 comentario:

Ume dijo...

El mío no es horteza.. solo te saca de quicio...