miércoles, 16 de agosto de 2006

Haizea me preguntó ayer:

- ¿Has pensado que tu independencia es tal, que nunca podrías compartir tu vida con alguien?.

Lo terrible de estas cosas no es cuando vienen de alguien que se supone que te conoce demasiado, sino cuando eres tú el que llevas varios meses planteándote eso mismo.

3 comentarios:

primaveritis dijo...

no creas, "solo" necesitas encontrar alguien tan independiente como tu

Ishtar dijo...

Hola Itsas. Vengo a traerte brisa fresca del mar y rumor de olas. De allí he vuelto, y no precisamente del Mediterráneo.
No te comas la cabeza con esas cosas de ser independiente y que te puedan llegar a querer, o cuestiones de compartir tu vida con alguien. Todo llega, un día llega, te da la bofetada y todo sucede. Espera y no desesperes. Y sobre todo no pienses en lo que podría ser o en lo que pudo ser porque te volverás tarumba. Sólo disfruta cada día de lo que la vida te ofrece. Y pa todo lo demás, aki tamos tus seguidores. Un besote

Alholva dijo...

¿Quién dice que hay que compartirlo todo?

Estoy de acuerdo con primaveritis, es cuestión de encontrar a alguien tan independiente como tú con quien te apetezca compartir algunas cosas y viceversa. Ya sé que no es fácil pero merece la pena intentarlo.

Un beso