lunes, 14 de agosto de 2006

Con todos sus habitantes remojándose por las playas del Mediterráneo, nuestra ciudad, tal día como hoy, nos muestra hoy la mejor de sus caras.

Y es que, aunque no lo parezca, siempre me agobiaron las multitudes.

2 comentarios:

Txabi dijo...

Pues ya va siendo hora de que dejen sitio para los demás.

Estoy contigo en lo de las multitudes...

Musu bat

itsasbeltza dijo...

Eso le sucede a Ud. por cogerse las vacaciones en agosto.

Espero que disfrute con la compañía de mis paisanos...