martes, 25 de julio de 2006

Una de las normas básicas del fenchui o fenchú (Feng Shui, para los amigos...) dice que deben eliminarse las plantas muertas y que también deben evitarse cactus o plantas excesivemente espinosas que generan “Shar Chi” (o energía negativa). Pues bien... acabo de deshacerme de una planta de acebo que llevaba varios años muerta sobre mi mesa de trabajo.

Lo estoy viendo venir... En breve me espera una sustancial subida de sueldo.

3 comentarios:

Txabi dijo...

Supongo que se tratará de un acebo de invernadero... Si no era así acabas de cavar tu propia fosa, forastero.

Pues ahora estoy hecho un lío, porque yo no me deshago de mi Rhipsalis Cassutta ni "jarto" vino.

Musu bat!

¿Y tu jefe sabe esto?

Ume dijo...

Como te deshaces de algo que llevaba años contigo?... No le tenías cariño?... O, viniendo de ti, era simple pereza?

itsasbeltza dijo...

El acebo fue un regalo de mi "amigo invisible" de hace varias navidades, así pues las responsabilidades penales recaen sobre el comprador, del que desconozco su identidad. Pero creo que la Riphasalis Cassutta forma parte de las plantas que generan sustancias psicotrópicas con lo que hasta la posesión esta penada. El acebo me limité a dejarlo sobre la mesa y a regarlo de vez en cuando, pero con el tiempo perdió las hojas, hasta el punto que cuando lo tiré sólo queda el tallo y una hoja en el tiesto.

Y sí, me dio pena. Me cuesta desprenderme de las cosas. Ahora bien lo de perezoso... me ha llegado al alma... Mañana contesto a eso que hoy no me ape.