martes, 31 de enero de 2006

Una de las cosas en las que llevo mal tener que transigir, es que cuando se habla de cine no se puede mencionar el final de una película.

Bajo mi punto de vista es un gran error, si queremos hablar de las bondades o maldades de un determinado producto (el que sea) no podemos dajar de mencionar determinados aspectos, y si no queremos destripar la película, mejor no hablar de ella hasta que todos los presentes la hayan visto.

Cuando en alguna ocasión he preguntado cómo narices se las arreglaba Jodie Foster para perder y encontrar a su hija en un avión, o qué coño les sucede a los vaqueros de Brokeback Mountain para que todo el mundo salga del cine llorando cual magdalena, parece que debo estar invocando al diablo pues quien más quien menos me ha mirado con cara de incredulidad por preguntar semejante cosa.

Quizá en este caso es cuando más se note "lo verde y con antenas" que soy, pero creo que si una película pierde la gracia por ser destripada es que es una mala película.

Bruce Willis estaba muerto en "El sexto sentido", y por supuesto me pareció horrorosa. Lástima no haberlo sabido antes...

3 comentarios:

Txabi dijo...

¿Muerto?. ¡No jodas!

louiswillis12245722 dijo...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. So please Click Here To Read My Blog

http://pennystockinvestment.blogspot.com

Raddy dijo...

Primero: que internacional te estás volviendo...

Segundo: es que no veas lo que jode que te destripen las escenas guapas o el final de una peli...

Tercero: aunque peor es ir con alguien que ha visto la peli al cine (los dos lados de la cama) y que se rian de las gracias con antelación volviendo loco al personal...