viernes, 13 de enero de 2006

Lo "raritos" que sois o cosas que vosotros no hacéis...

El capullo de Txabi, porque no tiene otro nombre, ha debido de enterarse de que a mí me gustan los test especialmente cuando traen altas cuotas de autoescarnio.

El muy perro, debe pensar que esta mañana no tengo nada mejor que hacer que ponerme a responder preguntitas chorras y la verdad es que después del 4-0 que nos endosó ayer el "Madriz" está en lo cierto.

Y como llevo una mañanita de aupa pagando el exceso de fanfarronería bilbaína que he tenido durante esta semana hacia mis compañeros madrileños de trabajo, sufriendo las crueles represalias que estos hombres sin corazón ni sentimientos están teniendo contra este indefenso y desamparado ser, pues "pa" ser humillado, mejor lo hago yo mismo, que encima se me da mucho mejor.

Bueno, al turrón...

Las reglas del juego las leéis en el blog de Txabi (No olvidéis dejarle un comentario de apoyo hacia mi persona dado el embolado en el que me ha metido).

Lo que os falta a todos vosotros para ser un tío tan perfecto y cojonudo como yo:

1.- Leer los periódicos del revés, comenzando por la última página y yendo para atrás. Consecuencia directa de esto es que los mejores artículos que son los que se dejan para el final quedan sin leerse.
2.- Producto de lo anterior los periódicos se acumulan con otras treinta toneladas de papeles de procedencia diversa, contribuyendo así con la deforestación y el cambio climático.
3.- Ejercer de abogado del diablo. Todo y todos tienen derecho a una defensa, aun por muy Aznar que sea. Esto es extremadamente peligroso pues al llevar esta actitud a todos los ámbitos consigues convertir a tu pareja en el Ministerio Fiscal.
4.- No buscar el sentido práctico de las cosas. Me apuntaría antes a un curso de Euskera aquí en Madrid, que a uno de Francés que me podría ayudar a encontrar un trabajo mejor.
5.- Discutir, discutir, discutir, discutir, llevar la contraria, discutir, discutir, ¿cómo...? ¿que disfruto defiendiendo causas perdidas...? ¡Ni de coña!, grrrr, grrrr, discutir, discutir, ¡amén!, ¡lo que tú digas!.
6.- Disfrutar mucho más tomando unas copas un miércoles de madrugada en un garito vacío hablando con un amigo de la pulga ártica, que buscando amores imposibles un sábado noche en discos imposibles, con Bisbal imposibilitando cualquier conversación sobre imposibles.
7.- Creer que un mundo sin ejércitos no es una utopía sino algo perfectamente posible.
8.- Considerar que todo aquel que asume los principios de la economía neoliberal, el mercado o la ley de la oferta y la demanda tiene unas creencias más irracionales e infundadas que cualquiera de las religiones que pueblan el planeta y que su Dios (el dinero) es el más malvado de todos ellos.
9.- No callarme muchas de estas cosas en presencia de algunos de mis superiores, por lo que las posibilidades de "promocionar" en mi empresa son negativas.
10.- Ir de tío serio y comprometido por la vida cuando lo que más me preocupa en estos momentos es saber a quien expulsaron de la casa de Gran Hermano anoche (Lo siento, ayer estaba en el Bernabeu viendo al Athletic...).
11.- Odiar a muerte a quien se enfrenta dialécticamente contra uno empleando mis mismas armas.
12.- No madurar nunca. Pero nunca, nunca, nunca...
13.- No aceptar ninguna crítica. Así que todos calladitos, eh????
14.- Enamorarme de quien no debo, es decir de cualquier persona que no cumpla TODOS y CADA UNO de los puntos que aquí escribo (más otros 492.543 que tengo por ahí escondidos).
15.- Preferir un día invernal y lluvioso en Bilbao a uno extremadamente caluroso y soleado de verano en Madrid.
16.- Considerar que la paz es mucho más que la ausencia de guerras y tener un concepto muy amplio de lo que es terrorismo.
17.- Tener discos de "La oreja de Van Gogh" mezclados entre mi discografía. ¡Ésta es fuerte! ¿Eh?
18.- Montarme mentalmente paraísos imaginarios, dejar evadir mi mente, viajar a mi mundo interior. Piscis que nació uno...
19.- Llevar toda una semana en el curro con un disco de "Los Piratas" en modo "repeat all".
20.- Ir por libre.

...¿Cuántas eran?, ¿100?, bueno pues las otras 80 las buscáis por mi hemeroteca, que perlitas de éstas he colgado varias.

Y respecto a lo de andar en pelotas por casa, reconozco que en eso el "rarito" soy yo.

Y en aplicación del punto Nº 20, y como tengo un morro que me llega hasta el suelo, me eximo a mí mismo de la obligación de sacar voluntarios a la pizarra (aunque me estoy conteniendo, y mucho, para no enmarronar a alguno/a).

Así que nada... tú que estás leyendo esto. ¡Te ha tocado!

P.S. No os olvidéis de poner a parir a Txabi en su blog. Aquí.

4 comentarios:

lucía, cantando dijo...

Itsas, llegar a casa hecha una mierda, sin ganas de nada, y reirme al leer tus palabras...
no tiene precio!!!
Mil gracias!
Muuuuuuuuuá!

Txabi dijo...

Lucía, debes pasar por mi bitácora.

Entiénndelo Itsas, esto de ser tu otra persoanlidad es muy duro. Por cierto, se supone que tú eras la parte sensible y yo la malvada, no me marees!

Musu bat!

PD: Sus deseos son órdenes, publico en mi bitácora la lista y me pongo a parir.

Ume dijo...

Pues si que eres raro!!...

Susie dijo...

Itsas me acabas de hacer temblar... si tu eres la parte sensible de esta dualidad y Txabi el mas duro... ufff no se si podré sobrevivir esto!