viernes, 16 de diciembre de 2005

Más caídas

Hoy cuando bajaba por las escaleras mecánicas del metro tropecé con los cordones de mi zapato y caí escaleras abajo, con tal mala suerte que en mi caída me llevé por delante a la chiquita que bajaba justo antes que yo. Ahora estoy a la espera de que el juez me cite a declarar bajo la imputación de imprudencia temeraria con resultado de muerte.

No!, no es cierto. Pero podría serlo de continuar con mi manía de ir con los cordones desabrochados, e incluso por fuera de sus correspondientes agujeros tal y como ha amanecido hoy uno de ellos.

2 comentarios:

lucía, cantando dijo...

Que susto me has dado...
tontito! ;(

Me lo he creido, ¿que pasa?
Besitos!
;.)

Ume dijo...

Sufrimos de la misma manía, el truco consiste en no caminar mientras bajas unas escaleras mecánicas, son mecánicas para eso mismo, pa que te lleven ellas... Un besote.