jueves, 20 de octubre de 2005

De caos y confianzas

Llevo a gala ser una persona confiada, tanto que hasta reconozco que peco frecuentemente de ingenuidad e incluso me permito el lujo de tropezar varias veces en la misma piedra.

Paseo con orgullo mi desorden, me reconozco caótico tanto en los pensamientos como en el orden de las tareas y cosas más cotidianas. Mis espacios personales se encuentran invadidos de todo tipo de papeles conteniendo anotaciones de lo más variopintas.

Realizar tareas de orden, resulta en mi caso una actividad sorprendente, es entonces cuando salen a la superficie notas y apuntes personales tomados tiempo atrás. Últimamente he constatado que mi ordenador se presta a tareas arqueológicas... Andaba enfrascado buscando un documento, cuando me he encontrado con esta nota:

"Venda en los ojos"

Al despedirnos te dije que confiaba plenamente en ti. Sin embargo nada más poner los pies en la calle pensé que lo que estaba haciendo con mi actitud era intentar crearme una ilusión que no tiene porqué corresponderse con la realidad.

2 comentarios:

Txabi dijo...

Por cierto, ¿dónde está Nasdaq?. Hoy la botella lega vacía...

Nasdaq dijo...

No te preocupes Txabi, estoy bien y en breve iniciaré mi ofensiva...