viernes, 28 de octubre de 2005

Constancia

Recuerdo que hace años, en la universidad, se dejaban un montón de periódicos a la entrada. No sé muy bien la razón pero supongo que al departamento de marketing de determinado diario de difusión regional, le debió parecer una buena idea incitar a los, en dos o tres años, futuros trabajadores a la lectura de la prensa.

Durante una buena temporada eso provocó una alta concentración de gente en la puerta esperando la apertura del centro, aunque no comparable a los primeros días del curso y las carreras por conseguir un sitio en la clase.

El aquí presente, también se afanó en conseguir la prensa al módico precio de 0 ptas, si bien su tradición de no madrugar data ya de entonces (bueno!, de siempre...), y no todos los días logró hacerse con el preciado botín.

Por aquel entonces el periódico comenzó a regalar unos fascículos sobre el País Vasco, que aprovechando la gratuidad del periódico me puse a coleccionar.

Y esto me lleva a la reflexión de hoy... Sólo una vez en la vida recuerdo haber hecho algo con mayor constancia que aquel coleccionable. El año largo que llevo escribiendo en este blog.

2 comentarios:

Umekita dijo...

Vaya, esto me recuerda al único coleccionable que he conseguido terminar... Me pasé año y medio para hacerme una casita de muñecas... realmente es preciosa... y me salió carísima... pero da gusto verla y como poco a poco se convirtió en algo, bien podría considerarse infantil, que da color a mi habitación...

Un besote...

raddy dijo...

¿Constancia? ¿Eso que es para un inconstante como yo?