viernes, 7 de noviembre de 2008

Soy de los que piensan que todos en mayor o menor medida nos prostituimos en el trabajo, por lo que para mí el vocablo "puta" hace tiempo que dejó de ser un insulto. Esto mismo pensaba estaba mañana mientras me fijaba en el teléfono móvil que acababa de dejar junto al teclado del PC con el que me pego todos los días laborables.

Yo que siempre he sido recolector de llamadas perdidas, de SMS abandonados en el fondo del buzón de entrada y de infinitos cabreos por parte de mi lista de contactos, me veo de pronto reconvertido al mundo de los moviladictos gracias al vil metal y con unas capitulaciones matrimoniales (o condiciones contractuales, que lo mío es sexo, no amor...) que me obligan a estar pegado a él 24 horas al día durante los siete días de una semana.

En fin... unos eurillos que me pueden venir bien de cara al año que viene...

P.S. No viene a cuento pero me apetece contarlo... Esta mañana mientras me pegaba con la burocracia, una gentil dama me ha preguntado por mi nombre y apellido. Itsas Beltza Garrido le he contestado, a lo que ella levantando la vista me ha espetado que sólo había preguntado por un apellido, no por dos; y todo esto con ese tono que sólo los funcionarios (menos una) saben impregnar a sus palabras. Lo he dejado pasar... no he querido comentarle que yo soy de mi padre y de mi madre y que sin uno de ellos me siento incompleto. Y para los curiosos... sí!, ese es mi apellido real.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Como decían los Martes y 13, "siempre jodiendo".

odraz dijo...

Vaya! Otra pieza a encajar en el puzzle!

Uff!!! Las 24 horas del día pegado al móvil!! Nada más pensarlo se me pone el vello de punta... Aunque pensándolo bien, podría aprovechar y utilizar dicha vía para comunicarte algunos asuntillos de relativa urgencia, ¿a las 4:30 a.m. te vendría bien?

Y por cierto, la próxima vez busca a ese encanto de funcionaria, que seguro que te obsequiará con palabras agradables, te dedicará todo el tiempo que necesites, e incluso te dará un besito y un abrazo de despedida. Y es que todavía queda gente "apañá" en este mundo...

Txabi dijo...

Ya lo dice el anuncio, "necesitan all brand"; aunque si fuera "all brain" tampoco andaría desencaminado.

Umeka dijo...

Y yo que desde que te conozco pensaba que Itsasbeltza era tu nombre... "pará me he quedao!!!"