viernes, 10 de agosto de 2007

- Itsas, ¿me puedes echar una mano...?
- ¡Dime!
- ¿Te acuerdas de ese compañero de trabajo con el que estuve saliendo unos meses?
- Sip!, recuerdo...!!!
- ¡Bien!, pues deja la empresa y me toca ir a por el regalo de despedida, y no sé que comprarle...
- A ver deja que piense...

...
...

- mmmmmmm!, ¡Ya está! No le gustaba el dulce.. ¿verdad?
- Pues no...!
- Gominolas, caramelos, pasteles, una tarta de chocolate...!!!

1 comentario:

odraz dijo...

Pues si el susodicho se muestra delicado, servidora se ofrece voluntaria para acabar con tal banquete, más que nada, para que no se eche a perder, sería una lástima...