jueves, 28 de junio de 2007

Despistes y franquezas (V)

Soy un ciudadano ejemplar: reciclo y pago mis impuestos. ¡Y yo también!, me diréis no exentos de razón. Sip...! pero lo que en mi caso merece una entrada, es el cómo, cuándo y por qué ambas circunstancias confluyen...

Cuando me he personado en la Agencia Tributaria para que Hacienda me devuelva todo lo que me robó el año pasado, el vigilante de la entrada me ha pedido que abriera mi macuto, extrañado quizá por la presencia de algún metal sospechoso.

Ha sido entonces cuando ha aparecido casualmente el casco de la litrona que una mano inocente dejó abandonada ayer...

Tampoco creo que sea un delito demorarse en tirar una botella a su contenedor ¿no?. ¿Entonces a santo de qué han venido esas risitas furtivas cuando me alejaba?.

4 comentarios:

odraz dijo...

¿Casualmente? ¿Mano inocente?
Es que eso no cuela!!

Raddy dijo...

¿Como irias cuando la dejaste ahi? Para no recordarla cuando entraste por Hacienda...

Raddy dijo...

http://blogs.ya.com/alduntza2/c_330.htm#comment_1

Viniendo de aqui he leido tu comentario de los euros eslovenos, si me dices cuales te faltan, yo voy a pasar a alli unos dias en Agosto, tirandome por los rios... Eso si, luego una cervecita a la entrega como mandan los canones...

Txabi dijo...

Raddyyyyyyyyyyyyy, que haga el meme bien...