viernes, 25 de agosto de 2006

¡Váyase, Sr González!

Desde que estoy en Madrid (hace aproximadamente seis años) funciono en ciclos de dos años de duración.

Los dos primeros años viví solo.
Los dos siguientes con un familiar.
Los dos últimos compartiendo piso.

Sé que aún no he agotado todas las posibilidades, me quedan varias, a bote pronto me vienen a la cabeza vivir con pareja o vivir de okupa.

El caso es que presiento que el ciclo actual se está terminando y va siendo hora de abrir uno nuevo. Pero ahora no es el futuro lo que me preocupa sino el pasado, o mejor aún el presente, es decir qué he sido y en qué me he convertido.

Yo siempre me he definido de izquierdas (vaya novedad, ¿eh?), es más me considero orgulloso de ser de izquierdas, cosa que le revienta que diga a mi amigo Julián, pues para él la separación izquierda derecha es algo ficticia. Julián es liberal y moderado, de centro vamos... el problema es que es del mismo centro que Aznar y Acebes. El caso es que mi primer alojamiento estable en Madrid estaba en el barrio de Salamanca, quizás el más pijo de Madrid y donde en las últimas elecciones el PP sacó casi el 70 % de votos. Tras una ruptura sentimental sentí que el barrio me traía demasiados y no muy buenos recuerdos y decidí mudarme, en este caso al distrito de Retiro, donde los niños engominados obtienen otro 70 % de los votos, y digo engominados porque así iban los ocupantes del coche que ondeaban banderas españolas el día que Esperanza Aguirre logró la presidencia de la comunidad de Madrid en contra de la voluntad expresada por los madrileños en las elecciones celebradas meses atrás...

Del Retiro y por causas mayores, que mi Tía vendía el piso, vamos... me mudé a la zona de Moncloa (distrito de Chamberí) donde mis "amigos" sacan otro 70 % de votos.

¡La leche en bote!

Si a esto le sumamos que trabajo en Chamartín, se produce la circunstancia de que he vivido y trabajado en los cuatro barrios de la ciudad donde el PP saca el mayor porcentaje de votos, es decir que me encuentro rodeado por todas partes por el enemigo, y ya sabéis, amigos, que en esta vida todo se contagia...

5 comentarios:

Andaya dijo...

Consuelate, soy valenciana... ya sabes... aquí el porcentaje PPero se me sale de los 100.
Y no es que sea del PSOE,que tampoco te creas que me mata de ilusión pero... cada vez que me acuerdo que aquí tuvimos a Zaplana...
AAAAAGGGG me salen urticarias hasta en las pestañas.

Alholva dijo...

Yo nací en Chamartín y por azares de la vida, o porque me dio la gana, terminé viviendo en pueblo donde una escoba saldría elegida para alcaldesa si se presentara en la candidatura del PP. Están tan ciegos que no se paran a mirar más allá del color de la papeleta.

Y no cambio, más bien me reafirmo. Resiste y no te vencerán.

Un beso.

Sandra White dijo...

phentermine - health insurance - debt consolidation - home equity loans Nice comment.. I ll come back for sure :]

Ishtar dijo...

Resiste!!! Yo creo que deberías plantearte un equilibrio. Por ejemplo, ya que no tienes más remedio que vivir y currar en barrios con mayoría del PP por qué no te desintoxicas en tu tiempo libre? Qué te parece por ejemplo visitar el barrio de Vallekas o pueblos como Móstoles. Y si no pásate por cualquier facultad de Filosofía y Letras en las universidades públicas. Siempre hay alternativa a que se te puedan pegar malos hábitos. Jejejejej!

Raddy dijo...

Bajate al sur de madrid alli tratamos bien a los nuestros...