martes, 8 de agosto de 2006

Tengo dos grandes defectos. El primero es que quiero demasiado, el segundo es que no sé querer.

5 comentarios:

primaveritis dijo...

Me adhiero

Txabi dijo...

Nunca se quiere demasiado... Saber o no querer supone que hay una sola manera de hacerlo, y no es así, en base a eso... No te busques excusas y quiere, quiere sin límites.

itsasbeltza dijo...

Sr. Txabi, olvida usted un pequeño factor. Querer implica un sujeto pasivo, es decir, otra persona; es decir, otra forma de querer...

Alholva dijo...

Yo tampoco tengo medida con las cosas del querer... y luego me quedo vacía...

Medraina dijo...

Es que saber querer es muy dificil.