martes, 1 de agosto de 2006

He dejado pasar un tren, no es la primera vez que lo hago. Me he sentado en un banco de la estación a esperar. A esperar, esperar y esperar... No venía otro. Y me arrepentido de no haber cogido el primero. Y me he quedado pensando si en mi vida he dejado escapar otros trenes. Y que ése no será el último que por no lanzarme a tiempo perderé.

20 minutos después un nuevo tren me devolvía a la realidad.

2 comentarios:

lucía, cantando dijo...

Oye, me haces pensar! (gracias)
Espero que no pierdas muchos trenes, que te lances a tiempo...
(¿me permites que me lo diga también a mi misma?...)
Un besote, bonito!

Alholva dijo...

Este post me ha pillado haciendo la cuenta de los trenes que he perdido y el firme propósito de no dejar escapar más. El tiempo vuela.