jueves, 29 de junio de 2006

Una voz en mi interior me dice que me aleje de ella. Al menos durante una temporada. Que es mejor sufrir hoy que arrepentirme mañana. Que otras compañías son sin duda más placenteras. Que ella sólo genera falsas ilusiones. Que va a terminar por robarme lo mejor de mí. Que no he sido el primero en dejarme seducir por sus encantos y que tampoco seré el último.

Pero no puedo. Estoy enganchado de su color, de su olor y sobre todo de su sabor. Y todas las tardes puntualmente acudo a su cita.

4 comentarios:

Txabi dijo...

Rubia, morena o castaña no hay quien pueda alejarse de su llamada.

Bueno, siempre que no tengas una médico esperándote para ver si has ehcho los deberes y has cumplido la palabra dada.

Musu bat

Alholva dijo...

Tírate por una escalera, te atiborrarán de calmantes y antinflamatorios y dejarás de beber quieras o no.

Besos

Ume dijo...

No me lo digas!!! Y se llama Estrella!!!

Anónimo dijo...

HOLA ITSAS¡¡¡¡¡¡

amigo mio como vas???
estoy por andalucia...con mis temas.pero menos mal que tengo un ratillo,,y saludarte,,,,,pronto llego a casa,,,,, y si no pasa nada a merida me voy,,, por asuntos propios,y a ver si me dan una ilusion,,,,

tu la verdad espero que las cosas vallan bien,,,
ABRAZOS Y BESOS

PEPE