jueves, 22 de junio de 2006

En muchos lenguajes de programación las sentencias de un programa finalizan con punto y coma. A quienes están estudiando esos lenguajes, a veces la mente les juega malas pasadas y finalizan también con punto y coma las frases de un texto normal y corriente.

Pues bien, no sé que duende se me ha colado hoy, que me ha hecho terminar con punto todas las sentencias del programa que llevo desarrollando esta mañana. Eso sí, no he cometido ningún error de puntuación y he usado el punto y aparte en todas menos en la última, donde he dejado un goloso punto y final.

Y por hoy... punto.

1 comentario:

Alholva dijo...

Tienes suerte. Si cometes errores con la puntuación de un texto le puedes echar la culpa a tu profesión. Ya me gustaría a mí tener una excusa así cuando no sé donde colocar las comas.