lunes, 22 de mayo de 2006

Hay quien piensa por ahí que soy víctima de una conspiración "judeo-masónica" de esas, y que por eso a veces tengo una actitud derrotista o voy de víctima por la vida.

Pues muy bien... a esos quiero decirles que en ocasiones el pez chico, es capaz de comerse al pez grande, cosa que me llena de orgullo.

Aquí tenéis un buen ejemplo.

4 comentarios:

Alholva dijo...

¡Qué susto! Por un momento pensé que un tiburón había devorado a basilio...

Txabi dijo...

Ya se sabe que siempre un hemisferio es predominante... Así que una de tus personalidades supera a la otra, es lo lógico...

Musu bat!

Ume dijo...

Jejeje que bueno!!! Así se hace Itsas, dale fuerte!!... Besos.

Anónimo dijo...

siempre lo he sabido, los grandes muchas veces se duermen en los laureles, asi que palante tio,,te lo dice un pequeño luchador que solo desea vivir dignamente,
abrazos.

pepe