jueves, 20 de abril de 2006

10 de Abril de 2002

¿Qué no cambió y debió cambiar?
¿y qué cambió y no debió hacerlo?

He intentado convencerte
un millón de veces, pero siempre
eres tú quien me convence.

Esos días acabaron.
Estaba equivocado y las palabras
sólo pueden hacer daño.

Cuando era mejor tocar tu piel,
cuando era mejor estar los dos.
Algunos detalles que olvidé
y alguna frase que dolió
entre tú y yo.

(Estos últimos días, Los Planetas 1994)

2 comentarios:

lucía, cantando dijo...

Jo, no tengo palabras, pero ya sabes que me ha encantado leerlo.
Mil besos, mi niño!

itsasbeltza dijo...

Mil y un besos pa ti...