lunes, 27 de febrero de 2006

Una vez fui de derechas...

Hoy vengo con ánimos guerreros y combativos, sentir en la nuca el aliento de los 22 no es algo que me esté agradando mucho y me he levantado con la patita mala (recuerdo una vez más que en mi caso es la derecha).

Iba a escribir algo sobre la manifestación que el sábado se celebró en esta bella (sin acritud) villa que me acoge, pero no quiero herir (sin ironías) la sensibilidad (sin segundas) de los 1.750.003 (olvidaron contar los tres subidos a la estatua de Colón) bien intencionados (tal y como está escrito) asistentes, que a pesar del temporal salieron a la calle a respaldar a quienes en alguna ocasión perdieron a un ser querido en circunstancias violentas. En fin... no fui convocado y ellos sabrán por qué se les olvidó mandarme la invitación, aunque (y esto sí que es derecho a pataleo) que nadie olvide que no estaban todas las víctimas.

Así que nada, como estoy ácido y corrosivo, tendré que recurrir a mi pasado para dar rienda a los más bajos instintos de forma que nadie se sienta ofendido.

Sabido es, que en las provincias vascas ser de derechas es pecado mortal. Corría el año 2006 menos doce, cuando los treinta alumnos de mi clase de 4º de EGB (B) jugábamos en el patio del colegio un partido de futbol contra los treinta cafres de 4º de EGB (A) cuando al pequeño Itsasbeltza se le ocurrió meter el gol que a la postre dio lugar a la victoria de su clase frente a los cavernícolas de la puerta de al lado.

Gol que supuso mi discriminación durante los tres siguientes meses.

Y os preguntarésis... ¿Cómo es posible que de heroe pasara a villano tan rápidamente?.

Pues porque mi compañero de pupitre Gametxogoikoetxea se percató que cuando marqué el gol había chutado con la pierna derecha.

Algo que un niño de Bilbao con diez años debería saber que estaba prohibido.

5 comentarios:

Elvira dijo...

De verdda, que debía ser muy grave, pero es que los niños puedes inmortalizar y destruir a cualquiera, en segundos!

Besos

Acebes dijo...

Mis adláteres e informantes me habían hablado de esta bitácora, pero no sabía que fuera a llegar tan lejos y fuera tan perniciosa. Voy a habalr con mis amigos "burukide" y "Xabiertxo" para tomar cartas en el asunto.

Tendrá noticias mías.

bikerin dijo...

Curioso blog.
Lo bastante breve para leerlo entero, divertido como para volver a él, entretenido y serio, sin discontinuidades... Feliciades.

¡´puntado! :-)

Txabi dijo...

A ver, a ver, aver. ¿Por qué te felicita BikBik?. ¿Acaso es tu cumpleaños?. ¿Cumples 22?. Ahi que ideal, dos patitos... Pues anda chavalote, avisa cuando el pastel y el cava estén preparados.

Zorionaaaaak zuriiiiiii!
Zorionak betiiiiii!

Que pases un día genial!

Musu bat!

Alholva dijo...

Yo también quiero felicitarte pero no se me ocurre nada bonito que decir. Un tirón de orejas y un beso por cada año.