viernes, 27 de enero de 2006

Aproximadamente un 10% de los posts que empiezo a escribir no llego a publicarlos nunca. Esto que en principio parece algo negativo no lo es tanto si tenemos en cuenta de que sólo una de cada diez ideas que me vienen a la cabeza termino por ponerla en práctica.

1 comentario:

Txabi dijo...

Yo me impongo terminarlos, más que nada porque como se me ocurren tan pocos. Claro, que luego sale lo que sale...

Si un días la musas no están, espero a que vuelvan de sus vacaiones, claro que es necesario enseñarles el camino.

Un beso