viernes, 18 de noviembre de 2005

Hasta donde llega la codicia...

Reconozco que cuando de la noche a la mañana me tiran el trabajo que he llevado realizando durante meses me da mucha rabia. Pero no tanta como para emprenderla a tiros contra un pobre pájaro.

Un gorrión fue abatido por los organizadores del intento de record Guinness de caída de fichas de dominó. En fin...!

2 comentarios:

Raddy dijo...

Pobre gorrión... ni que fuera para tanto con el puzzlecito...

odraz dijo...

Cuando lo leí me pregunté quién de los dos era el "animal". Si es que los hay brutos...