viernes, 24 de junio de 2005

La cigarra y la hormiga.

Érase una vez un país en el que vivían una cigarra y una hormiga. La hormiga era hacendosa y trabajadora y la cigarra no. Le gustaba cantar y dormir, mientras la hormiga hacía sus labores.

Pasó el tiempo, la hormiga trabajó y trabajó todo el verano, ahorró cuanto pudo y cuando llegó el invierno la cigarra se moría de hambre y de frío, mientras la hormiga... TENÍA DE TODO!!!! (¡QUÉ HIJA DE PUTA LA HORMIGA!)

La cigarra llamó a la puerta de la hormiga que le dijo: "cigarrita, cigarrita, si hubieras trabajado como yo, ahora no pasarías hambre y frío...."
¡¡¡Y NO LE ABRIÓ LA PUERTA!!!

¿Quién ha escrito esto..?
¡Porque esto no es así!, ¡Porque esto no es así!. La hormiga es una hija de la gran puta y una especuladora. Y además aquí lo que no dice es por qué unos nacen cigarra y otros hormiga. Porque si naces cigarra estás jodido. ¡Eso aquí no lo pone!, ¡Eso aquí no lo pone!.

Los lunes al sol (Fernando León de Aranoa, 2002)
--------

Es que... este fin de semana voy a hacer un poco de cigarra.

3 comentarios:

sencilla sinapellido dijo...

jejjejejejje ... esa escena es muy buena!!! ... bueno, la peli en general es muy buena.
Claro que sí.Que te lo pases muy bien haciendo de cigarra este finde.

Raddy dijo...

Para que están los fines de semana... para hacer la cigarra...

itsasbeltza dijo...

Sencilla, sí la película es muy buena y lo que más me gustó de esa escena en concreto es la cara del niño...

Un día más y volveremos a cigarrear...