viernes, 11 de marzo de 2005

Hoy a la mañana he sentido un gran vacío. Y no solo por las 192 personas que nos faltan.
Hoy a la mañana he sentido miedo al recordar lo que el ser humano es capaz de hacerle a un semejante.
Hoy a la mañana he sentido frío.
Y me he vuelto a sentir solo,
y me he vuelto a sentir triste,
y me he vuelto a sentir impotente,
y culpable,
e indigno,
y miserable.

2 comentarios:

Txabi dijo...

Y seguramente también, aunque tu modestia no te permita reconocerlo: Solidario, respetuoso, sensible, cercano, tierno, agredido, comprometido... ¿Coge el testigo alguien?. Un beso.

itsasbeltza dijo...

Gracias Txabi.
Un beso.