lunes, 28 de marzo de 2005

El tiempo (nunca mejor dicho) pone a cada uno en su sitio.

Mira que sois cabezotas, después de cinco meses llevándome la contraria habéis ajustado las horas en vuestros relojes con la mía.
Si sabía yo que terminaríais dándome la razón...

3 comentarios:

raddy dijo...

Me han robado una hora de vacaciones... estoy indignado... bueno va ya se me pasa...

Txabi dijo...

Anda que hay cada uno suelto por ahí... Me alegra que hayáis vuelto sanos y salvos. Un beso.

itsasbeltza dijo...

Pues aun tengo que contar la verdadera razón por la que he estado tanto tiempo con la hora cambiada. Pero mejor dejo el autoescarnio para otro día...