viernes, 4 de febrero de 2005

Lo acabaré haciendo...

Llevo varios años, sí he dicho años, diciendo que me voy a apuntar a la piscina, pues como buen pez que soy mi hábitat natural es el agua.

Y a fuerza que lo voy a conseguir, de verdad, aunque sea porque mi cada vez más maltrecha espalda me lo acabe exigiendo.

Y es que como dijo Franco al enterarse de la muerte de Carrero Blanco: "No hay mal que por bien no venga".

5 comentarios:

odraz dijo...

Pues no parece que este post lo hubiera escrito yo? veremos mañana qué me dice el traumatólogo, jejeje

itsasbeltza dijo...

¿Traumatólogo?. ¿Qué pasó pues?.

odraz dijo...

Ay!! Es que debí de hacer caso a mis padres cuando me advertían que mis malas posturas acabarían por tener sus consecuencias, pero lo más "gracioso" ha sido cuando el traumatólogo al reconocerme me ha dicho "Creo que tienes una pierna más larga que otra" ¿¿Cómo?? Que vista tienen estos médicos!! Yo por más que me miro al espejo no veo la diferencia entre una y otra.

itsasbeltza dijo...

Yo acostumbro a sentarme (a ver como lo explico) sobre una pierna, es decir que doblo una pierna y luego me siento encima. Espero que eso no sea la causa de mis males, aunque..., no sé, no sé, pero creo que a mi "traumatólogo" tampoco le va a gustar mucho...

Raddy dijo...

Yo llevo apuntandome y desapuntandome de la piscina por falta de tiempo... De nuevo voy a volver a intentarlo porque me encanta el agua y lo del gimnasio como que no...